Homepage hero image

Neon symbol SVG

3 y 4 de noviembre de 2023

Personas de todo el mundo se unirán para renovar su determinación de conseguir una revolución mundial de las energías renovables. ¡Evitemos que el dinero y la influencia política recaigan en las compañías de combustibles fósiles y destinémoslos a un futuro limpio y equitativo para todxs!

Regístrate para entrar en acción


El 3 y 4 de noviembre, mientras las compañías de combustibles fósiles anuncian otra ronda de obscenas ganancias multimillonarias, saldremos a la calle para demostrar que un mundo que funcione con energías renovables, limpias y justas no solo es posible, sino que está en nuestras manos.

En todos los continentes, en las grandes ciudades y en las pequeñas islas, entraremos en acción para demostrar que la revolución mundial de las energías renovables está a nuestro alcance. Pondremos en evidencia la codicia de la industria petrolera y recuperaremos el dinero y el poder necesarios para financiar un futuro justo impulsado por el sol y el viento.

Salimos a la calle porque estamos furiosos, pero también porque no perdemos la esperanza. and Y estamos decididos a aprovechar nuestra rabia y nuestra esperanza para resistir y construir un futuro mejor para nosotros y para nuestro planeta.

¡Únete a nosotros y ayuda a impulsar esta ola de cambio!

Las ganancias de Exxon, Shell, Total y Chevron tan solo en el primer trimestre de 2023:

El superávit de ganancias de Shell en 2022, únicamente por el aumento de los precios de la energía:

El superávit de ganancias de Total y Exxon en 2022:

332 000
millones de
dólares

224 000
millones de
dólares

56 000
millones de
dólares

Con esta cifra se podría electrificar la totalidad de unos 55 millones de hogares rurales sin acceso a energía ni a redes eléctricas.Con esta cifra se podría pagar el déficit de TODOS los hogares del Reino Unido que sufrieron pobreza energética durante un año: ¡17 veces!Esta cifra es cuatro veces superior al dinero que se podría pagar por energía solar para abastecer a TODOS los hogares de Kenia, Uganda y Tanzania.
People protesting with renewable energy signs

Más información

Renovemos Ya — #TransiciónEnergéticaJusta es una iniciativa de 350.org y socios de todo el mundo. Sumamos nuestras fuerzas a las de movimientos, grupos y comunidades locales para subrayar el poder de la gente y las soluciones renovables como herramientas de resistencia en la lucha contra la industria de los combustibles fósiles, destructora del clima.

Tenemos la certeza de que contamos con las herramientas, la tecnología y los recursos necesarios para llevar a cabo una transición rápida y justa hacia sistemas de energía renovable; solo hace falta avanzar en la dirección correcta: abandonar los combustibles fósiles y poner en marcha proyectos de energías renovables liderados por las comunidades.

El 3 y 4 de noviembre, cuando las compañías de combustibles fósiles se dispongan a anunciar su próxima ronda de ganancias trimestrales y justo antes de que nuestros líderes se reúnan en la próxima Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP28), personas de todo el mundo organizarán acciones para exigirles a nuestros gobiernos que destinen el dinero y el poder político a proyectos renovables centrados en las comunidades.

Dondequiera que estemos en el planeta, nos enfrentamos a los efectos de la crisis climática y del costo de vida, mientras que la industria de los combustibles fósiles sigue bloqueando la acción climática real con el objeto de proteger sus obscenas ganancias. Es ridículo. Estamos furiosos e indignados, pero también esperanzados por el cambio que está a nuestro alcance. Aquí tienes algunos datos que pueden ayudarte a convencerte de unirte a nosotros:

  • Total y Exxon Mobil anunciaron un superávit de 56 000 millones de dólares en ganancias en 2022. Esta cifra es cuatro veces superior al dinero que se podría pagar por energía solar para abastecer a TODOS los hogares de Kenia, Uganda y Tanzania.
  • Puede que esto no te sorprenda, pero la transición no la llevarán a cabo las compañías petroleras y de gas. A pesar de alcanzar unos ingresos netos récord de 4144 billones (sí, billones) de dólares en 2022, solo invirtieron un 0,0019 % en energía solar y eólica ese año.
  • Cada dólar de estímulo gastado en proyectos de energía limpia genera casi tres veces más empleos por dólar que la inversión en proyectos de combustibles fósiles. ¡Esta es la verdadera transición justa!

Las ganancias de las compañías de combustibles fósiles son absurdas. Si las sometemos a impuestos o redirigimos las inversiones y subsidios a la energía solar y eólica, dispondremos de los recursos necesarios para lograr lo más pronto posible la transición a sistemas de energía renovable arraigados en la justicia. Tenemos las herramientas, la tecnología y los recursos para afrontar la crisis climática. ¡No podemos permitir que las compañías del carbón, del petróleo y del gas sigan bloqueando la transición hacia sistemas energéticos justos y renovables! ¡En noviembre, nos encontraremos, en persona y en línea, para renovar nuestra determinación de lograr una transición energética!

Para lograr el cambio que queremos, tenemos que cooperar en todo el mundo: activistas con experiencia o principiantes, trabajadores y sindicatos, comunidades tradicionales, todos nosotros. Es hora de unirnos y demostrar nuestro poder.

Esto es tan solo el comienzo. Un futuro basado en las personas, el cuidado y la justicia es nuestro. Las medidas que adoptemos nos ayudarán a avanzar por la senda de la justicia climática. ¡En noviembre, únete a comunidades de todo el mundo para idear y luchar por el futuro de las energías renovables que está a nuestro alcance!

¡Únete!

Nuestras exigencias son simples:

  1. Pagar – hacer que las compañías de combustibles fósiles paguen la cuenta: debemos recuperar las ganancias ilegítimas de las compañías de combustibles fósiles. En primer lugar, nuestros gobiernos deberían gravar con impuestos sus injustas ganancias. Luego, deberían eliminar los subsidios, las inversiones y los préstamos que les otorgan. Y en cambio, deberían financiar y apoyar iniciativas de energía renovable arraigadas en la justicia.
  2. Renovar Ya –liberar el dinero para financiar las energías renovables: los gobiernos deben emplear todos los instrumentos financieros a su alcance (locales, nacionales y mundiales) para redirigir los recursos financieros hacia las energías renovables. Estos recursos deben estar a la altura de la magnitud y la urgencia de la crisis climática y garantizar una distribución equitativa de los fondos a escala mundial.

Queremos un futuro habitable impulsado por energías renovables, que sea justo y accesible para todxs. Y la solución es evidente: sacar el dinero de donde está ahora, las obscenas ganancias de la industria de los combustibles fósiles, y transferirlo a sistemas de energía renovable arraigados en la justicia. Sin embargo, no basta con sacar el dinero de la industria de los combustibles fósiles: queremos sacarlos de en medio. Necesitamos que nuestros gobiernos exploren todos los medios de acción posibles para impedir que la gran industria petrolera dicte nuestro futuro energético.

Mientras soportamos los efectos de la crisis climática y las elevadas facturas de electricidad, las compañías de combustibles fósiles se enriquecen más que nunca. Gigantes de la energía como BP, Shell, ExxonMobil, Equinor y Total registran una y otra vez ganancias récord, que enriquecen a sus acaudalados accionistas y directores ejecutivos, además de acentuar la desigualdad en el mundo. No estamos construyendo infraestructuras de energías renovables con la rapidez suficiente para afrontar la magnitud de las crisis climática y de desigualdad, ni los países están cooperando eficazmente entre sí para resolverlas.

Los gobiernos, que hasta ahora han apoyado a la industria, deben arremeter contra las ganancias de las compañías de combustibles fósiles a través de todos los instrumentos financieros posibles: crear impuestos, eliminar los subsidios, detener las inversiones directas y los préstamos. Deben reasignar esos fondos para apoyar las energías renovables, tanto a escala local y nacional, y desarrollar un plan de acción internacional para una distribución equitativa de los fondos. Así, los países que menos han contribuido a la crisis climática, pero que a menudo son los más vulnerables y los más afectados por ella, dispondrán de los recursos necesarios para adaptarse y realizar la transición hacia sistemas energéticos más limpios y resistentes.

¡Únete! Regístrate aquí para participar.

Desde abandonar el carbón e impulsar la energía solar en Australia, hasta exigir justicia y acceso a la energía para las comunidades afectadas por Petrobras en Brasil. Desde denunciar la codicia de compañías de combustibles fósiles como Total en Europa y África, hasta recuperar espacios públicos para manifestar nuestra visión en todo el mundo, puedes unirte u organizar eventos dondequiera que estés.

Habrá docenas de apasionantes acciones en todo el mundo a las que puedes unirte en persona o en línea, u organizar tu propio evento de Renovemos Ya — #TransiciónEnergéticaJusta. Durante las próximas semanas, publicaremos información sobre dónde tendrán lugar nuestras acciones más destacadas, así como guías de organización para ayudar a voluntarixs y grupos a realizar acciones en cualquier parte del mundo. ¡La mejor manera de saber cómo puedes involucrarte es inscribirte para participar aquí!

¡Pronto dispondremos de un mapa de acciones y eventos, así como de un formulario de inscripción! Suscríbete aquí para que te enviemos más información y recursos. También puedes responder a una breve encuesta para hacernos saber si estás dispuesto a participar. ¡Además, puedes empezar a planificar y hacer correr la voz entre tus amigos, familiares y colegas activistas!
En los próximos meses, el movimiento climático generará impulso mientras se prepara para la próxima Conferencia de la ONU sobre el cambio climático (COP28) a celebrarse en Dubái el 30 de noviembre. La gente se reunirá en varios momentos para evidenciar el desagradable papel de la industria de los combustibles fósiles en la agudización de la crisis climática y exigirle que pague los costos de sus acciones, así como para reclamar por el futuro limpio y equitativo que todos merecemos.

Estamos colaborando con nuestros socios en la organización de la movilización Basta de Combustibles Fósiles y el día de acción Hacer que los Mayores Contaminadores Paguen, a realizarse en septiembre, para exigir una rápida erradicación de todos los combustibles fósiles y que los países y las compañías que más emiten se hagan responsables de su deuda histórica, mediante el pago de las pérdidas y los daños que ha causado la crisis climática en los países y las comunidades más afectados.

Juntos, somos un frente unido para acabar con la industria de los combustibles fósiles; ¡y en noviembre, renovaremos nuestra determinación de adoptar energías renovables arraigadas en la justicia! Queremos que los gobiernos se comprometan a perseguir las ganancias ilegítimas de la industria de los combustibles fósiles y a redistribuirlas equitativamente con el fin de financiar una transición justa hacia las energías renovables.

En la COP28, necesitamos una acción clara y real para una eliminación inmediata de los combustibles fósiles, así como para la generación de 1,5 teravatios (TW) de capacidad instalada de energía renovable por año a partir de 2030 si queremos mantenernos en la línea de los 1,5 °C de calentamiento. Tenemos las herramientas, la tecnología y el dinero para hacerlo realidad, solo nos falta la voluntad política. ¡Únete a nosotros para presionar a los gobiernos y renovar nuestra determinación de lograr una revolución de las energías renovables!


FacebookTwitter